Todo lo que salió mal en ‘Interstellar’, 8 años después

Cuando en Noviembre de 2014, Insterstellar apareció por primera vez en los cines de todo el mundo, logró lo que muy pocas películas habían logrado hasta el momento: dejar al público asombrado y decepcionado, todo al mismo tiempo. Y en efecto, el público quedó maravillado ante las insólitas imágenes de Gargantúa, el Agujero Negro en el que rotaban los 3 planetas prospectos de la película, así, como las olas gigantes del Planeta de Laura Miller, y de las nubes de hielo del Planeta del Doctor Mann. Pero así mismo, había algo que se sentía completamente fuera de lugar, algunos decían que era la historia, otros que era el protagonista, otros que era el formato, y al fin de cuentas nadie se puso de acuerdo en qué era exactamente lo que no funcionaba en ésta película.

Hoy, 8 años después, y viendo las cosas en retrospectiva, es claro que lo que salió mal en Interstellar fue «el genio» de su director Christopher Nolan. Hasta ese momento, Nolan había estado atado a las convenciones de Hollywood que lo trataban como un director en ascenso, poniéndole límites. Tenía dos películas independientes (Following y Memento), y cinco exitosas películas de estudio con Warner Bros: Insomnia, Batman Begins, The Prestige, The Dark Knight e Inception. Con la saga de Batman y con Inception, Nolan se aseguró la crítica y la taquilla, y por ende empezó a exigir más libertad para hacer sus películas y ahí es donde creyó que su genialidad convertiría cualquier cosa que tocara en oro. Pero Interstellar fue la prueba de que no fue así.

Pero ahora miremos, uno a uno, todos los errores que cometió Nolan en esta película y miremos que debió hacer el estudio para contenerlos y crear una mejor versión de la historia.

El Cooper de Matthew McConaughey

Primer error, Matthew McConaughey. Sí, el actor texano había ganado un Oscar por Dallas Buyers Club, y se había ganado el amor de la crítica internacional por su participación en El Lobo de Wall Street y por la serie de HBO True Detective, pero elegirlo en el papel de padre amoroso / astronauta, fue un astronómico error de casting. El personaje de Cooper debía representar al mismo tiempo el amor a la familia contrapuesto con su deseo de explorar el espacio, pero McConaughey no convence en ninguno de los dos roles, y en parte es su culpa, y en parte es culpa del guión. Poner un personaje masculino a interpretar la quintaesencia del amor paternal, se sentía poco natural y más cuando el personaje era contradictorio.

Christopher Nolan tenía acceso a dos de las mejores actrices del momento: Anne Hathaway y Jessica Chastain. Cualquiera de las dos hubiese conseguido hacer una versión de Cooper mucho más accesible que la que logró McCounaghey, además del hecho de que tenía sentido en un mundo post-guerra, que fueran las mujeres las que estuviesen sacando adelante a sus familias, y el incidente en Los Estrechos era la excusa perfecta para explicar por qué se había perdido la guerra.

Tom y Murph

Aquí es donde viene la parte que considero crítica para ésta película: el desperdicio total de dos grandes actores, Timothee Chalamet y Casey Affleck en un papel que al final no sirvió para nada: Tom Cooper. Y lo peor es que le dieron el protagonismo a McKenzie Foy, que no tenía más nada que ofrecer que una cara familiar por su participación en la Saga de Crepúsculo. Por favor.

Imagínense lo poderoso que hubiese sido una relación familiar entre Jessica Chastain como Cooper y Timothee Chalamet como Tom, que el conflicto entre ellos fuera que el mismo Cooper el que quisiera convertirlo en granjero, a pesar de la genialidad de Tom, lo que haría que la partida de Cooper se sintiera mucho más abrumadora. Y un Casey Affleck de Tom adulto enfrentando a su madre por haberlo abandonado, hubiese sido una bomba emocional fabulosa.

Amelia Brand

Yo considero que el papel de Amelia Brand, al igual que el de Cooper sufren de una inmensa contradicción que impide que se les vea como seres humanos reales. Cooper quería que su hija fuera una científica y, sin embargo, en cada oportunidad que tuvo, fue extremedamente arrogante hacia ella. Quería que su hijo Tom fuera a la universidad y sin embargo, siempre le encargó tareas manuales. Ahora, Amelia, era una persona fría y poco sociable, hasta que de pronto, en el último acto de la película empezó a actuar como Victoria Ruffo en telenovela mexicana y a hablar del poder el amor. Y Cooper de repente dejó de tener en cuenta el amor, para darle credibilidad a una ciencia que no entendía. Por favor.

Si se hubiesen decidido por una versión femenina de Cooper, hubiese sido fabuloso ver como dos mujeres, no solo salvaban a la especie humana, a pesar de sus diferencias, sino que una le enseñara a la otra el valor de la ciencia y de la familia. Con una Cooper, muy al estilo de la Sandra Bullock de Bird Box, que no quisiera encariñarse con su hijo, y una Amelia Brand que reconciliara la ciencia y la compasión humana, ambas hubiesen podido aprender la una de la otra y el personaje de Cooper hubiese tenido una ruta completa.

La Traición del Profesor Brand

Y finalmente el cuarto aspecto que considero se pudo haber mejorado mucho más es el del secreto del Profesor Brand. Ni Cooper, ni Amelia sabían del plan, pero si el Dr Mann que estaba ya dado por muerto. La carga emocional de la película hubiese sido mucho más poderosa si en efecto Cooper hubiese sido informado de la estrategia del Profesor Brand y que Amelia lo hubiese sorprendido. La culpa que habría sentido Cooper, luego al comprender que había abandonado a su propio hijo le hubiese dado una dinámica mucho más efectiva al acto final, de Cooper en el centro del Agujero Negro, tratando de comunicarse con su hijo, al que nunca le prestó atención. Eso sí hubiese sido poderoso.

Imagínese, una mujer que nunca quiso estar en la Tierra y que nunca le prestó atención a su hijo, allí en medio de una singularidad cuántica pidiéndole que no la dejara ir. Que prefería quedarse a morir con él, y no salvar a la especie. Ahí se le hubiese perdonado a Nolan, la exposición sin fin, los diálogos cutres y hasta las secuencias en la estación espacial con los viejitos y al final, en la granja falsa.

Pero bueno, esa es mi opinión ¿Tú que opinas al respecto? ¿Qué pudo mejorar en ésta película? Déjame tu opinión en los comentarios.

Las Brujas: ¿Es Mejor Anjelica Huston o Anne Hathaway?

Protagonistas: Octavia Spencer, Anne Hathaway

Director: Robert Zemeckis

Año: 2020 | Metraje: 1 hora y 46 minutos.

Warner Bros. Pictures | HBO Max | Estados Unidos de América

Cuando Anne Hathaway aceptó el papel de La Gran Bruja en esta nueva versión del libro de Roald Dahl sabía que no la iba a tener nada fácil. Después de todo, a pesar de que la versión de Las Brujas protagonizada por Anjelica Huston tiene 30 nada cortos años de haber sido lanzada, se convirtió en algo bastante único: un clásico de culto familiar, que ha maravillado y aterrorizado a más de una generación. Generaciones que por supuesto tienen muy fresco en la memoria el recuerdo de Huston en el papel de La Gran Bruja pedofóbica.

Así que si hay una pregunta que genera esta nueva imaginación del clásico infantil, es si realmente Anne Hathaway le da la talla a Anjelica Huston. Aunque para mí la pregunta es si la anterior pregunta realmente es una pregunta justa.

Las Brujas (Original: The Witches) cuenta la historia de… un momento ¿otro protagonista sin nombre? ¿qué es esto? ¿una nave Borg de Star Trek?, bueno, calma, calma… retomemos, llamemos al niño Malik (Jahzir Kadeem Bruno). Malik es un niño de Chicago que se ve forzado a vivir con su abuela (Octavia Spencer) en Alabama, al sur de Estados Unidos, luego de la muerte de sus padres en un accidente de auto.

Sin embargo, pronto Malik y su abuela se verán acosados por una extraña fuerza cuyo origen es nada más y nada menos que La Gran Bruja (Anne Hathaway), un ente maligno que detesta a los niños.

A decir verdad, comparar la película de 1990, con esta versión 2020, es como comparar una pizza con una hamburguesa. Ambas son comidas rápidas, muy deliciosas, pero los criterios para compararlas sencillamente no coinciden. Las dos películas, con 30 años de diferencia, son dos monstruos que – salvo su historia de origen – son completamente diferentes.

Para empezar, la historia de 1990 es más una gigantesca metáfora familiar, en la que el dolor de un niño por la pérdida de sus padres es fielmente representado por las brujas. Y aunque la versión de 2020 tiene una pizca de eso, la historia está mucho más enfocada a una crítica social, las brujas aquí representan la manera en que gente poderosa aprovecha su estatus para usar y desechar a gente con menos recursos, que en el plano del sur de Estados Unidos, es un conflicto esencialmente racial.

Zemeckis logra crear su metáfora tan bien, que por momentos casi es imperceptible, pero en cada cuadro de la cinta está allí, presente, como un protagonista invisible. Por supuesto, el CGI que usa esta cinta, la hace ver mucho menos real, y quizás por eso, menos aterradora que su contraparte de 1990, pero si la dejamos de comparar con aquella, y la comparamos con otras películas de su clase en esta época, Fantasía Oscura con mucho CGI, ciertamente no demerita en ningún momento.

Las Brujas es muchísimo mejor que, por ejemplo, ese enredo infinito, regularmente actuado, mal escrito y peor dirigido que es la saga de Animales Fantásticos, o Percy Jackson, o La Casa con el Reloj en la Pared. Eso ni lo duden.

Esta película de 2020 logra conectar al público con los personajes, que desde el minuto uno se ven identificados o con Malik, o con su abuela; tiene alma, al tener como premisa el asunto del abuso de los poderosos contra los indefensos; y la antagonista es espectacular, con Hathaway finalmente entrando en el terreno contrario al que la conocimos, porque ya no es una princesa, o una reina blanca, sino una actriz capaz de encarnar a un ser lleno de maldad, dentro del marco de una película familiar, y en eso superó incluso a Huston.

4,14

Reseñas X: Interestelar ¿Va Nolan en Picada?

Con más pena que gloria para los críticos y el público se estrenó esta semana la más reciente película de Christopher Nolan, el mismo de The Dark Knight e Inception y lo primero que tengo que decir al respecto es: «¿Qué rayos le está pasando al director? ¿Se la está fumando verde o qué?».

Interstellar / Interestelar

Habiendo visto la filmografía de Nolan completa (Following, Memento, Insomnia, Batman Begins, The Prestige,  The Dark Knight, Inception, The Dark Knight Rises y ahora Interstellar) es claro ver una cuesta ascendente en sus primeros films,  Following fue un interesante experimento para un director novato; Memento un gran paso para el reconocimiento de la industria; Insomnia, la prueba que podía dirigir para Hollywood y Batman Begins la marca de que estaba preparado para los grandes presupuestos. Personalmente considero que sus mejores películas son las que le siguen: The Prestige, que cuenta con una edición y narrativa impecable, The Dark Knight que es una apuesta a una nueva forma de contar las películas de súper héroes e Inception que literalmente nos dejó a todos con la cabeza dando vueltas. Sin embargo, el Nolan de The Dark Knight Rises y de Interstellar parece haber perdido esa chispa de genialidad creativa que marcaba sus primeros filmes. No, no es que el modelo se haya vuelto repetitivo, y no es tampoco una mala elección de actores, para nada.

Interstellar, al igual que The Dark Knight Rises, sufre de una gran debilidad en la forma en que presenta su premisa y sobre todo en su edición. Todos los elementos de Nolan están ahí, buena dirección, realismo, buenos encuadres, excelente manejo de colores, asombrosa musicalización,  pero la manera en que se organizan las escenas conduce irremediablemente a estar más pendiente de la pantalla del celular del que está en la fila de abajo en la sala de cine, que en la película como tal.

La historia es fabulosa y tenía un potencial enorme. En el futuro (calculo yo, digamos 2074 o algo así) Cooper (Matthew McConaughey) es el jefe de una familia de granjeros que ha sobrevivido a las guerras por la comida que azotaron todo el mundo y que literalmente lo dejaron en la inmunda. Cuando los hijos de Coop, Murph y Tom, empiezan a percibir extraños eventos en la casa, Coop encuentra coordenadas que lo conducen a los cuarteles de la NASA, o lo que queda de ella y tienen malas noticias: el planeta Tierra está a punto de volverse inhabitable, por lo que es necesario encontrar otro planeta para sobrevivir y un agujero de gusano que conduce a un sistema con tres planeta prometedores parece ser la solución. A pesar de las suplicas de Murph, Coop decide tomar la misión para salvar a la raza humana, que lo llevará a enfrentar las consecuencias de los agujeros negros, el instinto de conservación y las dimensiones desconocidas del universo. Nada mal para un granjero.

En mi opinión las actuaciones, si bien no son brillantes, están en el mismo nivel de calidad que el de otras películas de Nolan, aunque si debo reconocer que la dubla DiCaprio-Page es mucho más convincente en cámara que la de McConaughey y Hathaway, pero el problema no está en los actores, sino en la construcción de los personajes. Ni Cooper, ni Amelia Brand son personajes que vale la pena ver, porque sencillamente el público no se identifica con ellos. Están mal construidos y no tienen un viaje claro dentro de la película.

¿Por qué estos personajes no funcionan…

De igual manera creo que las mejores actuaciones corrieron por cuenta de Jessica Chastain, Casey Affleck (fenomenal) y un poco Matt Damon, aunque ya como que repite mucho esa plantilla de niño bueno, incluso hasta Topher Grace, a quien no veía desde los tiempos de Spider-Man, no lo hace mal y esto me hace evidenciar una diferencia atroz entre las dos historias, la del espacio y la de la tierra.  Pero igual, sigo pensando que el problema no es en los actores, sino en la forma en como está estructurada y editada la película y sus personajes. ¿Por qué brilla Chastain, Affleck y Damon y no McConaughey y Hathaway? Porque los tres primeros tienen una motivación clara y los dos últimos dos no pasan de ser marionetas de las circunstancias. Una muy mala idea para los dos personajes que debían sostener el peso de la película en sus hombros.

interstellar-6
… y estos sí?

Quizás, al igual que pasó con Shakira, Nolan se volvió demasiado creativo cuando le dieron el control creativo total de sus cintas, o anda como Spielberg, demasiado ocupado supervisando Batman vs Superman, o algo por el estilo, pero aquí sencillamente se pifió. Interstellar es una película que intentando ser inteligente, se vuelve irremediablemente fastidiosa.

Calificación: 3.55/5.00

PD: Estuvo buena la escena climax con la estación espacial. WOW.