Publicado en Cine y Televisión, Reseñas X

Reseñas X: Interestelar ¿Va Nolan en Picada?

Con más pena que gloria para los críticos y el público se estrenó esta semana la más reciente película de Christopher Nolan, el mismo de The Dark Knight e Inception y lo primero que tengo que decir al respecto es: “¿Qué rayos le está pasando al director? ¿Se la está fumando verde o qué?”.

Interstellar / Interestelar

Habiendo visto la filmografía de Nolan completa (Following, Memento, Insomnia, Batman Begins, The Prestige,  The Dark Knight, Inception, The Dark Knight Rises y ahora Interstellar) es claro ver una cuesta ascendente en sus primeros films,  Following fue un interesante experimento para un director novato; Memento un gran paso para el reconocimiento de la industria; Insomnia, la prueba que podía dirigir para Hollywood y Batman Begins la marca de que estaba preparado para los grandes presupuestos. Personalmente considero que sus mejores películas son las que le siguen: The Prestige, que cuenta con una edición y narrativa impecable, The Dark Knight que es una apuesta a una nueva forma de contar las películas de súper héroes e Inception que literalmente nos dejó a todos con la cabeza dando vueltas. Sin embargo, el Nolan de The Dark Knight Rises y de Interstellar parece haber perdido esa chispa de genialidad creativa que marcaba sus primeros filmes. No, no es que el modelo se haya vuelto repetitivo, y no es tampoco una mala elección de actores, para nada.

Interstellar, al igual que The Dark Knight Rises, sufre de una gran debilidad en la forma en que presenta su premisa y sobre todo en su edición. Todos los elementos de Nolan están ahí, buena dirección, realismo, buenos encuadres, excelente manejo de colores, asombrosa musicalización,  pero la manera en que se organizan las escenas conduce irremediablemente a estar más pendiente de la pantalla del celular del que está en la fila de abajo en la sala de cine, que en la película como tal.

La historia es fabulosa y tenía un potencial enorme. En el futuro (calculo yo, digamos 2074 o algo así) Cooper (Matthew McConaughey) es el jefe de una familia de granjeros que ha sobrevivido a las guerras por la comida que azotaron todo el mundo y que literalmente lo dejaron en la inmunda. Cuando los hijos de Coop, Murph y Tom, empiezan a percibir extraños eventos en la casa, Coop encuentra coordenadas que lo conducen a los cuarteles de la NASA, o lo que queda de ella y tienen malas noticias: el planeta Tierra está a punto de volverse inhabitable, por lo que es necesario encontrar otro planeta para sobrevivir y un agujero de gusano que conduce a un sistema con tres planeta prometedores parece ser la solución. A pesar de las suplicas de Murph, Coop decide tomar la misión para salvar a la raza humana, que lo llevará a enfrentar las consecuencias de los agujeros negros, el instinto de conservación y las dimensiones desconocidas del universo. Nada mal para un granjero.

En mi opinión las actuaciones, si bien no son brillantes, están en el mismo nivel de calidad que el de otras películas de Nolan, aunque si debo reconocer que la dubla DiCaprio-Page es mucho más convincente en cámara que la de McConaughey y Hathaway, pero el problema no está en los actores, sino en la construcción de los personajes. Ni Cooper, ni Amelia Brand son personajes que vale la pena ver, porque sencillamente el público no se identifica con ellos. Están mal construidos y no tienen un viaje claro dentro de la película.

¿Por qué estos personajes no funcionan…

De igual manera creo que las mejores actuaciones corrieron por cuenta de Jessica Chastain, Casey Affleck (fenomenal) y un poco Matt Damon, aunque ya como que repite mucho esa plantilla de niño bueno, incluso hasta Topher Grace, a quien no veía desde los tiempos de Spider-Man, no lo hace mal y esto me hace evidenciar una diferencia atroz entre las dos historias, la del espacio y la de la tierra.  Pero igual, sigo pensando que el problema no es en los actores, sino en la forma en como está estructurada y editada la película y sus personajes. ¿Por qué brilla Chastain, Affleck y Damon y no McConaughey y Hathaway? Porque los tres primeros tienen una motivación clara y los dos últimos dos no pasan de ser marionetas de las circunstancias. Una muy mala idea para los dos personajes que debían sostener el peso de la película en sus hombros.

interstellar-6
… y estos sí?

Quizás, al igual que pasó con Shakira, Nolan se volvió demasiado creativo cuando le dieron el control creativo total de sus cintas, o anda como Spielberg, demasiado ocupado supervisando Batman vs Superman, o algo por el estilo, pero aquí sencillamente se pifió. Interstellar es una película que intentando ser inteligente, se vuelve irremediablemente fastidiosa.

Calificación: 3.55/5.00

PD: Estuvo buena la escena climax con la estación espacial. WOW.

Publicado en Cine y Televisión, Reseñas X

Matthew McConaughey, Premios Oscars y “True Detective” (Reseñas X).

Empezaré este post diciendo que Matthew McConaughey siempre me pareció un actor de segunda, que se esforzaba más por aparecer en los tabloides gringos, corriendo sin camiseta en las calles de North Hollywood, que por construirse un buen nombre en la industria cinematográfica. A diferencia de Brad Pitt, que sustentaba su privilegiado lugar en el Olimpo cinematográfico, seleccionando papeles extraordinariamente complejos desde joven (Devil’s Own, 12 Monkeys, Fight Club, Meet Joe Black), McConaughey parecía estar muy cómodo y relajado interpretando el mismo papel aburrido en cuanta comedia romántica salía a producción: el clásico galán de turno para las niñas lindas de la Lista A como Kate Beckinsale, Jennifer Lopez, Kate Hudson o Jennifer Garner.

Y teniendo esa particular opinión sobre McConaughey, fui el primero en sorprenderme cuando en menos de tres meses (lo que va corrido de 2014) logró ubicarse entre mis actores favoritos no por uno, ni por dos, sino por tres de sus personajes. La interpretación del tejano en  The Wolf of Wall Street, como el mentor de Jordan Belfort en las artes del engaño y la trampa en Wall Street, a pesar de ser relativamente corta, fue sin duda excepcional, uno (si acaso no el único) punto positivo en esa larga y aburrida película. Luego, interpretando a Ron Woodroof, el timador tejano con VIH que busca alternativas de tratamiento, McConaughey demostró que era capaz de grandes sacrificios por su credibilidad como actor, pasando por un aterrador cambio físico que literalmente lo dejó en los huesos. Valió la pena, ha sido el primer “Niño Bonito” en ganarse un Oscar a Mejor Actor, distinción que le ha sido esquivo a figuras como Brad Pitt, Leonardo DiCaprio y George Clooney.

Y para completar la trifecta , está su actuación como Rust Cohle en la serie de antología de HBO “True Detective”.

“True Detective”, que en su primera temporada consistió de tan solo 8 episodios, ha sido universalmente aclamada por la crítica y no sin justa razón. Situada en el variopinto estado de Luisiana, la historia se centra en los detectives Rust Cohle (McConaughey) y Marty Hart (Woody Harrelson), cuyos defectos y cualidades se ven magnificadas por un misterioso caso de satanismo oculto en lo más rancio de la comunidad religiosa del sur de Estados Unidos. En la historia que se extiende por 17 años, McConaughey interpreta la versión de Rust Cohle de 1995, un meticuloso y perfeccionista detective, recién salido de los trabajos de infiltración que lo dejaron con una persistente adicción a las drogas, y también al Rust Cohle de 2012, un borracho obsesionado con las tareas inconclusas del pasado.

Por alguna razón, esta serie me recordó un poco a la fracasada serie “Reunion”, en la que los personajes también se enfrentaban a un asesinato por un periodo de 20 años, pero a diferencia de “Reunion”, True Detective es una verdadera obra de arte. Desde las tomas magnificas al paisaje natural y artificial del sur de Lousiana, pasando por los espectaculares diálogos, la música, el suspenso y el desarrollo de los personajes, True Detective califica como una de las mejores series que haya visto jamás. Y he visto muchas.

La serie, como antología, no traerá ni a McConaughey, ni a Harrelson de vuelta en la próxima temporada (a menos que sea en un aparición corta), ofreciendo un conjunto nuevo de personajes e historias, y quizás la próxima vez, resulte mucho mejor hacer una reseña capítulo por capítulo. Quinientas palabras se quedan cortas.