Mi Punto de Vista sobre la polémica “Ley Diomedes” ^ Columnas X.

Para empezar esta corta nota, debo confesar que hace más de quince años no veo una telenovela, ni nacional, ni extranjera, de principio a fin. Desde aquella época, en la que “Paquita Gallego” y “Betty, la fea” literalmente paralizaban al país, y como consecuencia de (1) mis responsabilidades en la universidad y luego en mi trabajo; (2) mi creciente interés por las series estadounidense y (3) la aparición del Internet, las telenovelas colombianas, y latinoamericanas en general han estado por fuera de mi espectro de atención, siguiendo esporádicamente algunos capítulos cerca de la hora de comer o en la noche, o siguiendo un puñado hasta el final, precisamente por haberlas agarrado en sus últimos capítulos.

Imágen de RCN Televisión.
Imágen de RCN Televisión.

En el caso de “Diomedes, el cacique de La Junta” me ha
Continúa leyendo Mi Punto de Vista sobre la polémica “Ley Diomedes” ^ Columnas X.

Anuncios

Colombia y La Justicia “Vía Twitter”.

Cada día que pasa me convenzo más y más que no hay un país más extraño que Colombia. Sólo en este país donde ya nada sorprende y el limite de lo imposible ya está más allá de la imaginación es posible que las instituciones funcionen al ritmo que les toque el internet, más específicamente al ritmo que le toque Twitter.

La justicia en Colombia es corrupta e altamente influenciable.

La sistema judicial de un país es el representante más importante de su institucionalidad, si la justicia funciona, el “sistema” funciona y vale la pena que el pueblo, tal y como se especificó en movimientos sociales como la Revolución Francesa, ejerza su soberanía a través de un Estado capaz de velar por los derechos de los ciudadanos, siendo la justicia uno de esos derechos tan preciados.

Entonces en resumen, es el Estado el que depende del pueblo y no al revés como solemos creer aquí. Entonces ¿Por qué permitimos que tanto el congreso, como el ejecutivo, como el aparato judicial nos la monten? Esa esa la gran pregunta.

La justicia de Colombia está entre las más absurdas, ridículas, ineficientes y corruptas de todo el mundo, empezando por los entes que la encabezan: las cortes. No solo es que en Colombia estamos superpoblados de cortes (Corte Suprema de Justicia, Corte Constitucional, Consejo de Estado, Consejo Superior de la Judicatura) sino que a través de ellas cientos de ex-magistrados se jubilan con pensiones multimillonarios cuyo valor dejan con la boca abierta a más de uno.

Pero ahí no queda todo. Sólo en este país es concebible que las personas sindicadas de un delito permanezcan años en una cárcel esperando juicio. Sólo en este país es concebible que los juzgados fallen más de una década después de introducido el caso. Sólo en este país es concebible que haya que darle plata al juez, al secretario del juez, a la recepcionista del juzgado para que le agilicen el proceso. Pero aún eso no es lo peor.

Lo peor de la justicia en Colombia es que sucedan casos como el de Luis Andrés Colmenares y , más recientemente el del Patrullero Javier Diaz, en donde es notoria la intervención de elementos ajenos al proceder de la justicia y que sin embargo desvían completamente la acción del aparato judicial. ¿En que clase de país estamos?

Y más allá aún, la justicia sólo actúa cuando se ven rodeados, sí, cuando cierto caso causa indignación en el público y este se manifiesta a través de las redes sociales, causando alboroto y escándalo … y hasta marchas nacionales (como aquella que se hizo alguna vez contra las FARC) es entonces cuando los medios nacionales se interesan en el caso y lo convierten en una novela sensacionalista que exacerba más los ánimos. Sólo entonces es cuando la justicia (léase la fiscalía, la procuraduría, los jueces, todo mundo) se empiezan a pronunciar y agilizan todo para solucionar ese caso particular.

Twitter ha demostrado ser una herramienta para que la justicia actúe en casos puntuales ¿es eso suficiente?

Pero lo que ignoramos los colombianos es que en este país todos los días mueren muchos Luis Andrés Colmenares, y muchos Patrulleros Diaz, personas inocentes cuyas muertes quedan en la impunidad y se hacen pasar por cualquier cosa y donde la verdad nunca se llega a revelar, en estos casos donde los twitteros no intervienen, son aquellos a los que la prensa le hace la vista gorda porque “no están de moda” y los que se hunden para siempre en los archivos oxidados y sucios de excremento de rata en los archivos de los juzgados de todo el país.

Algunos pueden decir que “peor es nada” y tendrían razón, pero es estúpido pensar que una justicia que atiende solamente al caso de moda es una justicia efectiva. La justicia que merece Colombia es una justicia imparcial, rápida, eficiente y sobre todo justa, que no necesite de Twitter y de los canales privados para actuar. ¿Será mucho pedir?

Chepe Fortuna vs Tierra de Cantores ¿Quien gana?

Si bien debo confesar que realmente no soy muy fanático de las telenovelas, las dos últimas producciones de los canales nacionales RCN y Caracol llamaron mi atención puesto que es bien difícil que los mencionados canales se les de por producir telenovelas que NO tienen lugar en la ficción en Bogotá o en un punto desconocido en los Estados Unidos, queriendo que los televidentes crean que las playas de Santa Marta son en realidad, las playas de la Florida, o que las llanuras del Meta y Cundinamarca son las extensas llanuras de Texas o California. Sí como no.

Es curioso que estos canales, que se han convertido últimamente en productoras esclavas de los deseos lujuriosos de Univisión y TeleMundo, se les haya dado por producir algo realmente enclavado, no solo en la geografía sino en la idiosincrasia, en la cultura Colombiana y más que haya sido nuestra Costa Cariba la elegida para este duelo por el rating.

No faltan los que se les de por críticar ambas producciones, pero adivinen de donde viene la mayoría…No es que tenga nada en contra de la Región Andina, pero ya estuvo bueno, ya nos han vendido sus historias y su forma de hablar por décadas, es justo que por lo menos ahora ala Costa Caribe se le la oportunidad de tener un espacio en la mal llamada parrilla, ya que ni siquiera en los canales públicos se le da el lugar que la región se merece.

chepefortuna
Una Villana muy buenona en Chepe Fortuna

Pasando a ver cual de las dos producciones es mejor, pues (mmm) la verdad es que es bastante injusto comparar a Chepe Fortuna con Tierra de Cantores. No creo que a alguien se le haya ocurrido comparar a Friends con La Ley y El Orden solo porque las dos tienen lugar en Nueva York, las dos series son diferentes y tienen lo suyo. Chepe Fortuna que fue la que arrancó primero está muy bien escrita, sacando aparte lo de los acentos y la cultura costeña, la historia es solida, tiene un elenco bastante variado donde figuran las viejas glorias de la televisión Colombiana como Carlos Muñoz, Consuelo Luzardo y Judi Henriquez, tambien actores veteranos como Kristina Lilley, Florina Lemaitre y Gerardo Calero y sin olvidarse de los recién estrenados en el medio como los protagonistas Taliana Vargas y Javier Jattin. Personalmente aplaudo que haya esta renovación en las caras que vemos en la televisión, es hora que se deje a los jovenes cargar con el peso de una novela, porque no siempre Diego Cadavid (que ya anda en los cuarenta) va a ser el joven rebelde de 18 años, ni (con todo el respeto que se merecen) Cristina Umaña o Zharick Leon, que ya deberían pensar en papeles de mamá o tía buenona, van a tener siempre veinte años. Es una lección que es bueno que los medios Colombianos asimilen y bien rápido, antes de que se empiecen a producir bodrios como ese de “Soy Tu Dueña” donde los protagonistas ya todos estan por los cuarenta y tantos y se les nota el botox tanto en hombres como en mujeres y ni hablemos de Silvia Pinal.

tierracanotes1
Logo de Tierra de Cantores

Es notable que Chepe Fortuna maneje ese amplio abanico de personajes, muy parecido a lo que hacen las producciones Argentinas, creo que RCN ha aprovechado la experiencia de hacer los remakes provenientes del Sur, para hacer sus propias producciones de calidad. Por los lados de Caracol, en cambio, Tierra de Cantores es de esas producciones que si hubiese un Oscar para telenovelas, entraría sin ninguna duda en competencia. La reproducción histórica es excelente, la fotografía, la música, en fin tiene una cantidad de puntos a favor, que tal vez lo único que se le puede criticar es que no lo hayan hecho antes; también es importante que rescaten la historia (así se tomen muchas licencias históricas) del vallenato, muy poco se sabe de la misma y es importante que la región y el país la conozcan.

En cuanto a cual de la dos series es mejor, o quien gana…la verdad es cada una es única y no compiten entre sí en cuanto a producción, mientras Chepe es una comedia, urbana, divertida, exagerada en todo, en los acentos, en la costumbres en el modo de andar (para los que no lo saben, la exageración es parte de cualquier comedia), Tierra de Cantores es rural, histórica, dramática, constructiva. No hay razón para establecer un patrón de comparación, además del hecho que ambas producciones centran sus historias en el Caribe Colombiano. La que gana aquí es la Región Caribe y sus habitantes, tenemos representación en la televisión nacional y sobre todo tenemos de donde escoger.