Los Nuevos Mutantes: ¿Valió la pena la espera?

Protagonistas: Anya Taylor-Joy, Maisie Williams

Director: Josh Boone

Año: 2020 | Metraje: 1 hora y 34 minutos.

20th Century Studios | Estados Unidos de América

¿Recuerdan la época en que Maisie Williams era como la súper neo-estrella, sensación del momento, por su papel de chica mala, asesina cambiacaras en Juego de Tronos? Sí, bueno, ya hace bastante de todo eso, y no solo ha pasado mucha agua bajo el puente, sino el desastroso final de Game of Thrones, que redujo a cenizas las aspiraciones de muchos de sus actores, que están en estos momentos más desaparecidos que el elenco de Lost. Y hablo de eso, porque de esa época datan las aspiraciones de que Los Nuevos Mutantes fuera una gran película que pusiera al Universo de los X-Men en el mapa, antes de que Disney comprara Fox y decidiera hacer un reboot completo de todo ese universo.

Pero fuera de las series que acabaron mal, las compras hostiles y todo lo demás ¿realmente valió la pena esperar los 3 años para ver esta película? Sí, pero por una única razón.

Los Nuevos Mutantes curiosamente se enfoca en el personaje más aburrido de todos, Dani Moonstar (Blu Hunt), una chica nativo-americana que sobrevive a un cataclismo en su aldea, que bien hubiese valido la pena que hubiesen conservado en secreto hasta el final de la cinta. Dani es llevada hasta un asilo donde esperan entender la participación de la chica en el mencionado cataclismo, mientras conoce a los otros huéspedes del poco convencional centro de reclusión, Rahne (Williams) una cristiana fervorosa, Ilyana (Taylor-Joy) una psicótica abusiva, Sam (Charlie Heaton) un chico con miedo a sus poderes mutantes, y Roberto (Henry Zaga) otro que le tiene miedo a sus poderes.

Y toda esta mezcla de poderes mutantes reprimidos y experimentos secretos se volverán una bomba de tiempo cuando se revele lo que realmente buscan los que los recluyeron allí.

La premisa de la película claramente tenía potencial, pero en algún momento en los 2 años que tardó en ser lanzada la película, el rumbo se perdió por completo. Al enfocarse tanto en un personaje tan aburrido como el de Dani, los otros personajes se pierden en su desdibujada sombra.

Las escenas, en un contexto diferente, y con una edición mucho más perspicaz, hubiesen sido un completo hit, pero quisieron hacerlo diferente y desperdiciaron a Anya Taylor-Joy que es lo único rescatable de la cinta, sin desmeritar el trabajo de Maisie Williams que realmente merecía un mejor material para trabajar. Sorpresivo, eso sí, el peso que tiene en pantalla Henry Zaga, que con un par de buenas decisiones, lo podramos ver protagonizando un blockbuster en los próximos años.

Del resto, la película intenta emular el trabajo de M. Night Shyamalan en Split, pero el uso del CGI marca Disney, sencillamente no cuadra.

Una película que en otra época, con otra estructura, hubiese funcionado muy bien, y quizás hasta hubiese salvado a 20th Century Fox, de convertirse en la perra de Disney.

3,19

El Problema con Spider-Man: Lejos de Casa

¿Cómo encontrarías tu lugar en un mundo en el que estuviste muerto por cinco años, que ha superado tu pérdida y que de cierto modo ha avanzado sin ti?

Esa pregunta, con toda la gama de complejidades metafísicas y trascendentales que un escritor pueda imaginar, curiosamente es la única pregunta que el director Jon Watts se rehúsa a contestar en los 129 minutos de Spider-Man: Lejos de Casa (Spider-Man: Far from Home), la película película número 23 del Universo Cinematográfico de Marvel y que sirve de puente entre la Saga del Infinito, finalizada en Avengers: Endgame, y las siguiente serie de películas, de las que poco o más bien nada se sabe.

Ahora bien ¿Vale la pena ver OTRA película del Universo Cinematográfico de Marvel luego de Avengers: Endgame? ¿Ofrece Spider-Man: Lejos de Casa algo diferente a las otras ciento cincuenta mil películas de superhéroes que hemos visto en esta década? A continuación, las respuestas.

Continúa leyendo El Problema con Spider-Man: Lejos de Casa

Las 5 Peores Películas del Universo Marvel

En la nota anterior, hicimos un resumen de las 5 mejores películas del Universo Cinematográfico de Marvel (MCU), pero como toda moneda tiene dos caras, Marvel no sólo ha tenido momentos brillantes con algunas de sus películas … también ha tenido embarradas monumentales. Y precisamente para resumir esas embarradas aquí les traigo enumeradas las 5 peores películas del MCU. ¡Empecemos!

Continúa leyendo Las 5 Peores Películas del Universo Marvel

Notas de Película ^ Guardians of the Galaxy / Guardianes de la Galaxia (2014)

4,3

⭐⭐⭐⭐

Walt Disney Pictures

Guión
⭐⭐⭐⭐
Dirección
⭐⭐⭐⭐
Actuaciones
⭐⭐⭐⭐⭐
Impacto
⭐⭐⭐⭐
Premisa
⭐⭐⭐⭐

Poster.
Guardianes de la Galaxia.

Hasta que por fin encuentro 45 minutos para actualizar mi blog en el que no había escrito desde, bueno desde hace 3 días, pero es que el cúmulo de películas que tengo sin reseñar parece amontonarse como debe estar amontonándose la ropa sucia en los respetables hogares del Departamento de la Guajira en estos momentos con semejante sequía. Reseñaré primero el súper- blockbuster del final del verano, que viene a ser el contentillo de Marvel y Disney  por este año, mientras sacan la segunda parte de The Avengers (que según escuché por ahí ya se encuentra en post-producción) y estamos hablando nada más y nada menos que de Guardianes de la Galaxia.

Lo primero que me llama la atención de esta cinta es su sospechoso parecido con la saga de George Lucas “Star Wars”, es decir, hay una federación intergaláctica de planetas, donde los enredos políticos están a la orden del día y donde nunca hacen faltan los chicos malos.

Los dos conceptos son tan parecidos que no me hubiese sorprendido que hubiese aparecido Yoda, Obi-Wan o Han Solo de un momento a otro. Así mismo, el hecho de que esta película transcurra en la misma dimensión espacio-temporal de las otras películas de Marvel (Iron Man, Thor, Capitán América, etc, etc) la hace sumamente incoherente.

Es decir ¿Cómo así que existe una federación intergaláctica y la Tierra no hace parte de ella? ¿Cómo así que vienen unos forajidos a robarse un sólo niño cuando en la práctica podrían llevarse 5000 malcríados de esos que están en las correcionales y venderlos como esclavos? Incluso, si el asunto fuera como en Star Trek, que los planetas son sólo invitados a la Federación (otro concepto muy similar) cuando son capaces de reproducir la tecnología warp ¿Quién asegura que los chicos malos de la galaxia, que son muchos, van a respetar eso y terminen esclavizando todo el planeta? A menos que la galaxia, por supuesto tenga suficiente presupuesto para mantener flotas cuidando estos planetas para que eso no suceda. Pero en fin.

Rocket y Groot
Rocket y Groot, los dos personajes animados por computador, que en ningún momento se ven fuera de lugar dentro de la cinta.

Habiendo dicho lo anterior, y superando esos parecidos “extraños” y las incongruencias del universo Marvel, diría que Guardianes de la Galaxia es digna de su etiqueta. Es una película Marvel/Disney con todas las de la ley: divertida, bien escrita, bien dirigida y con buenas secuencias de acción, claro que sin destacar demasiado sobre las otras, excepto sobre la primera película de Thor y sobre Iron Man 3, que son las más #meh del conjunto.

La gran fortaleza de “Guardianes de la Galaxia” es su elenco. Chris Pratt, quien pasó de ser un gordito cómico en Community a un musculoso bandido intergaláctico, es el ancla que soporta todo el engranaje de la cinta, al ser capaz de mantener secuencias divertidas, así como de acción e incluso dramáticas, siendo complementado a la perfección por Zoe Saldana y por Dave Bautista (de quién nunca había oído hablar hasta ahora) y por supuesto, los personajes creados por computadora Rocket y Groot.

Como me vi la película doblada no podría decir mucho sobre la actuación de Bradley Cooper o de Vin Diesel, pero gran parte del peso cómico y dramático recae sobre ellos y en ningún momento se ven fuera de lugar en comparación con los actores de carne y hueso. Reconocimiento también a Glenn Close, a quien no veía en una película decente desde los tiempos del ruido y a Lee Pace, quien encarna al villano de la película (Ronan) y que nuevamente me deja descrestado con su capacidad de transformación: literalmente no lo reconocí.

No sé si en algún momento los caminos de los Guardianes de la Galaxia se lleguen a cruzar con los de alguno de (o todos) los Avengers, pero al menos una secuela parece segura.

Recomendación: No espere la escena post-credits. No vale la pena. Es en serio.

Notas de Película ^ Captain America: The Winter Soldier / Capitán América y el Soldado del Invierno (2014)

3,8

⭐⭐⭐⭐

Walt Disney Pictures

Guión
⭐⭐⭐⭐
Dirección
⭐⭐⭐⭐
Actuaciones
⭐⭐⭐⭐
Impacto
⭐⭐⭐⭐
Premisa
⭐⭐⭐⭐

Y llegamos a la novena película del universo Marvel. Tengo que confesar que tuve que consultar con Wikipedia el dato exacto, porque entre tanto héroes, tantos villanos y tantos reboots, (ojo, reboots, no robots)  se pierde la noción de la realidad y uno termina preguntando por qué en esta película no salió el Profesor X, si el también es del Universo Marvel. Pero en fin, hablemos del Capitán América y su Soldado del Invierno.

De las nueve películas que Disney (sí, Disney) ha sacado de los héroes de Marvel (Iron Man 1,2 y 3; Thor 1,2; Capitán América 1,2; El Increíble Hulk y The Avengers) “El Soldado del Invierno” es una de las más oscuras.

Luego de salir de la fantasía cómica de Thor y de las graciosas ironías de Tony Stark, nos quedamos con Steve Rogers, el menos gracioso, pero más complejo del grupo de los vengadores. Y la historia que lo acompaña hasta aquí es una fiel copia de la personalidad de su personaje central.

“El Soldado del Invierno”, aunque con obvios elementos de ciencia ficción, tiene como argumento central, el conflicto moral que representa la llamada “guerra preventiva” y los riesgos de sacrificar la libertad a cambio de la seguridad. Steve Rogers, el muchacho veterano de la segunda guerra mundial, despierta en un mundo donde la política es “Dispara primero y pregunta después” y donde él queda en medio de un serio conflicto de intereses políticos y militares.

Chris Evans, a quien todos conocimos como el narcisista Johnny Storm en “Los 4 Fantásticos” logra convencer con su actuación, pero Scarlett Johansson (que parece que no saben donde meterla)  y Samuel L. Jackson le sacan mucha ventaja.  Y no seguiré hablando de actuaciones en una película que incluye a Robert Redford y a la niña de Revenge.

Si bien la premisa es interesante y compleja, la narrativa  es supremamente predecible tanto así que los dos “super” giros de la historia (que no voy a decir aquí para no dañarles la película si es que no se la han visto aún) se ven venir desde el principio y no tienen nada de sorprendentes. Pero esas fallas argumentales se compensan un poco con unas nítidas escenas de acción y las ya comunes secuencias de destrucción épica, que en esta ocasión (gracias a Dios) no se les dio por calcar a Transformers y que en conjunto quedaron bastante bien.

Lo único que queda por anotar, sin empezar a soltar detalles de la trama, es que vale la pena verla y una advertencia, no salga corriendo apenas pasen los créditos… hay dos escenas al final de la cinta que no se puede perder, sobre todo si piensa seguirle el hilo al Universo Marvel en los años por venir (que no son pocos).