Categorías
Política

¿Qué hizo falta para acabar con las FARC?

Ya falta muy poco para que termine el periodo presidencial mas largo de las ultimas décadas, todo por cuenta de la polémica reelección y de alguna manera me siento un poco defraudado por que el resultado que mas anhelaba de este gobierno finalmente no se cumplió: El exterminio definitivo de las FARC.

No cabe duda que no soy el único en que esta de acuerdo que entre el top 10 de las desgracias más grandes que le han pasado a este país, junto con la tragedia de Armero y los breakfast shows de la mañana en RCN y Caracol, esta el surgimiento de esa guerrilla tantas veces maldecida, escupida y rechazada por ese pueblo que tanto clama defender.

Ese pueblo que rechaza incluso ese nombre mentiroso que ostentan, por que si bien uno que otro politico de izquierda (especialmente si viene de Venezuela) podria imaginarse que son unas Fuerzas Armadas, que son Revolucionarias y más que sean Colombianas, ninguno de esos apelativos les cae, porque primero no son unas Fuerzas Armadas, son una Chusma Dearticulada, no son revolucionarias, puesto que las revoluciones nacen del pueblo y hasta donde yo sé los que mas odiamos  a lafar somos el soberano pueblo de Colombia y ahora cabe la duda si lafar siguen siendo colombianas, cuando es en Colombia donde más odiamos y detestamos a ese grupo de bandoleros desarrapados y retrógados que aún creen que la Unión Sovietica existe y que la China sigue siendo comunista; y cuando los que los defienden no son Colombianos sino Venezolanos, Ecuatorianos y Daneses. Faltaba más.

Lafar no terminan de entender que el pueblo de Colombia siente un odio visceral y sin limites contra ese grupo que nos mantiene en el tercer mundo, tanto así que mas de uno pensó en alguna ocasión que si valía la pena sacrificar a los secuestrados con tal de terminar de aplastarle la cabeza a esa serpiente nefasta;  y esa es la causa del llamado teflón de Uribe, porque si bien todos entendemos que los falsos positivos, la parapolítica y otros escandalos de este gobierno rayan en lo repugnante, el parecer de la mayoría (a diferencia de lo que Antanas Mockus creía y por eso perdió) es que vale cualquier cosa con tal de exterminar a esa guerilla que con 40 años de hacer y deshacer con Colombia, nos parece diez mil veces mas repugnante y execrable que cualquier escándalo.

Sin duda, en este punto no cabe duda de que quien combate al mal, se vuelve un poco malvado tambien y ese es el caso de nuestro presidente. Así como Frodo en el Señor de los Anillos sufrió el resto de su vida las secuelas de llevar el Anillo, así como los Estados Unidos le tocó iniciar la era atómica, todo por un bien mayor, así este gobierno no ha salido pulcro de ese enfrentamiento, pero a todos nos queda la duda de que si bien se cruzaron los limites, faltó un poco, solo un poco más.

Pero por un lado, estaban los familiares de los secuestrados (como “doña” Yolanda Pulecio) respaldados por la Unión Europea y su polifacético grupo de ONG’s , negando la posibilidad de terminar de destruir la presencia guerrillera en nuestro país, por un puñado de políticos en su mayoría corruptos, que habiendo el gobierno y el pueblo de Colombia desperdiciado recursos en su rescate y liberación vienen después muy orondos a reclamar lo que no han trabajado y sobre todo lo que no se merecen, en una muestra de ingratitud (o ingrititud) sin limites, porque eso si, ellos creen que se lo merecen todo y son mejores que el resto de nosotros los Colombianos.

Y por el otro lado, está Chavez. Si los venezolanos no hubiesen elegido a Chavez (que gracias, de paso) hoy para esta fecha tal vez, solo tal vez ya estaríamos del otro lado, preocupándonos por otros asuntos, pensando en invertir mas en educación, en salud y no en tratar de localizar los campamentos de la guerrilla del otro lado de la frontera y en como combatir los misiles tierra-aire que con mucho gusto le regala Chavez a sus “camaradas” de lafar. Es así como los secuestrados y el pueblo de Venezuela tienen una deuda enorme con los Colombianos y la verdad espero ver como se paga esa deuda, a ver si se hace un poco de justicia.

Categorías
Música

La Magia de Silvestre.

Si hace diez años le hubiese preguntado a cualquiera que se hubiese pasado por el frente de mi casa, “Oye ¿Tu sabes quien es Silvestre? probablemente me hubiesen salido con el cuento de que era o el gato que nunca se  coge al canario en los muñequitos del Sábado por la mañana o el tipo que no se sabe si es Rocky, Rambo o la combinación nefasta de ambos. Preguntele hoy día al pelagatos de la cuadra, o cualquier niña estrato 8 de cualquier ciudad y sin duda responderan que no solo saben quien es Silvestre, el unico y el mejor, sino que son capaces de entonar una canción ahi mismo a capella sin ningun anuncio, una canción del mejor cantante de musica vallenata que tiene el país: Silvestre Dangond.

El secreto del éxito arrasador de Silvestre no solo en Colombia, sino a nivel mundial, es que Silvestre es el regalo que le dio el Siglo XXI al vallenato. Silvestre, a diferencia de las viejas y oxidadas glorias del vallenato, fué a buenos colegios, aprendió y se dió una idea de como funciona el mundo, eso si sin olvidar sus raices y la cultura de donde proviene. Basta escuchar la letra de sus canciones para reconocer al hombre vallenato, caribe y hasta cierto punto colombiano, lleno de vida y de amor a su tierra, a las mujeres, a los amigos, al trago, con el que los hombres nos identificamos y con el que las mujeres de todas partes (digámoslo sin tapujos) sueñan con tener a su lado.

Pero lo que multiplica esta efervescencia cultural es el hecho que el le canta a la vida tal como la vive él, tal como la vivimos todos en esta época, ¿Quién no se siente identificado con las letras que hablan sobre las embarradas de parte y parte en una relación? Ese punto de vista alejado del machismo tradicional arcaico,  donde las cosas se dicen como son, donde hemos aprendido a valorarnos, a tolerarnos un poco más cada vez, donde vale tanto la parranda con los amigos en el patio de la casa, como la salida a la discoteca de moda con las amigas, es la punta de la lanza del exito de Silvestre.

Él a la vez que vive y siente la cultura de su región, también congrega su fanaticada en lugares insospechados, tiene una cuenta en Twitter, actualiza permanentemente su estado y vive con un BlackBerry en la mano, ya quisiera ver yo a los K-Morales tratando de convencer al papá que el telefono fijo de la casa no sirve para entrar a Twitter o a Messenger. Con casi veinte mil seguidores en Twitter y mas de cien mil fanaticos en cada grupo de facebook donde se encuentra, las redes sociales abonan aun más a su exito, especialmente entre los jovenes.

Lo que complementa la magia es el hecho de que el vallenato que canta es aún muy cercano al vallenato original, si bien ha evolucionado,  aun se siente como el vallenato aquel que se escuchaba a principios de siglo en toda la región, donde el acordeon es el complemento de la voz, y donde no hay mezclas ni afanes por llevar al limite al ritmo.  El vallenato mezclado con porro, con pop, o con salsa o merengue, simple y llanamente deja de ser vallenato, y por eso Silvestre se lleva la devocion de aquellos que en algúna época gozaban y disfrutaban con el Cacique de la Junta, eso sin mencionar el carisma arrasador que tiene en la tarima.

Silvestre está llamado a ser aquel que lleve el Vallenato al Siglo XXI, contando con todas las herramientas que brinda la tecnología, pero aún con la cultura de su tierra viva en sus venas, no hay sino que estar orgulloso que sea parte de nosotros.

P.D. Esto al parecer lo escribí borracho y/o antes de que Silvestre sacara el Glu Glu Glu.

P

Categorías
Deportes

¿Cuántos cupos se merece Sudamérica para el Mundial?

Los equipos sudamericanos si sudan la eliminatoria.

No entiendo realmente que pasa en este mundial. Pero tal vez no es que no entienda, sino que me confunden un poco las reglas de la FIFA para asignar cupos en esta Copa Mundo. De las 32 selecciones que están jugando este cada vez mas sorprendente mundial,donde los campeones pierden con Nueva Zelanda están “jugando” 13 selecciones Europeas, 5 Sudamericanas, 3 Centro/Norte americanas, 6 Africanas (si señor leyó bien: 6 selecciones), 3 Asiáticas y 2 de Oceanía (otra vez leyo bien: 2 selecciones).

Sinceramente no entiendo si los que asignan los cupos al mundial realmente conocen esos países a los que tan generosamente entregan esos cupos tan valiosos, o si mas bien fue que se fueron a la zona roja de Amsterdam a aspirar alucinógenos antes de hacer dicha repartición. No puedo creer que dos equipos como Australia y Nueva Zelanda hayan clasificado, pero Colombia, Perú y Ecuador se quedaron viendo el mundial por televisión aprovechando las promociones de DirectTV, cuando la liga de donde salieron estos equipos solamente tiene 16 equipillos armados a la carrera donde la estrella es el man que hace el gol en el campeonato de banquitas de la cuadra y donde los partidos se ganan 10-0 a favor de Nueva Zelanda, claro esta. Hasta la misma Australia se aburrió de la situación y se fue a jugar con los equipos asiáticos que (dicen ellos) tienen mejor nivel.

Por allá en los años setenta cuando el mundial se jugaba entre 16 buenos equipos, Europa mandaba 10, Sudamérica 4, Asia, África y Norte / Centro América 1; ahora que hay el doble de equipos TODAS las confederaciones han incrementado asombrosamente el número de cupos que llevan al mundial, todas excepto Sudamérica  ¿las mas beneficiadas? Asia y Africa que ya superan a Sudamérica en número de cupos. La excusa que sacan en la FIFA es que todos merecen particpar y que en Sudamérica no pueden clasificar tantos porque son solamente 10 selecciones. ¿O sea que en el Campeonato Mundial de Tejo hay que abrirle cupo a Corea del Norte y a Ghana solo porque todos merecen participar? No nos crean tan pendejos.

Si se tiene en cuenta la tradición futbolística estoy de acuerdo en que Europa se merece 13 selecciones en el mundial, pero ¿desde cuando Asia o África tienen tanto o más fútbol como Sudamérica? Ya me pinto yo la goleada que se llevaría Corea del Norte con Bolivia o con Venezuela. Por si la FIFA no se ha dado cuenta Sudamerica siempre se lleva los repechajes, pero como hay que quedar bien con todo el mundo le dio cupo directo a Oceania y ahora toca eliminarse con uno del mismo continente.

Yo creo más bien es que existe un sentimiento de culpa de estos países Europeos porque se sienten responsables (y tienen toda la razón) de la miseria de África , pero de lo que no se han dado cuenta es que en África y Asia los problemas se solucionan con billete no con cupos al mundial y si hay algo que este campeonato repleto de estadios a medio llenar demuestra es que se está premiando a países donde el fútbol es tan popular como el Hockey sobre Hielo aquí en Colombia.

Sí se quisiera aplicar un rasero justo para todo el mundo, Sudamérica tendría que tener al menos 5 cupos directos al mundial y 2 indirectos, por que si decimos 6 directos, al presidente de la FIFA le da un infarto , pero ¿Quienes no se merecen esos cupos? Pues termínese de ver el mundial y miren cuales son los equipos más malos y ahí si que entre usted mismo y escoja.

Categorías
Deportes

¿Puede Colombia albergar un Mundial de Fútbol?

La decisión que se tomó en 1986 y que permitió que México tomara el lugar de Colombia para realizar la Copa Mundo de dicho año, errónea o no, será recordada como una de esas oportunidades de una sola vez en la vida, porque sinceramente no creo que Colombia sea sede de un Mundial de Fútbol al menos en los próximos 100 años. En 1986 las cosas eran diferentes, no había esa sed descomunal de una serie de países poderosos por ser el centro de atención, es más se pensaba que organizar un Mundial era una carga innecesaria y que había mucho que hacer en los propios países para molestarse en realizar un evento de esa magnitud. Para sorpresa mía, Colombia ni siquiera tuvo que pujar para conseguir ese mundial, los demás le cedieron el cupo, eso jamás hubiese ocurrido después de Italia 90 que levanto la barra muy alto y ahora hay que ser país del primer mundo o casi para que la FIFA siquiera piense en tener en cuenta dicho país, solo hay que recordar como el Presidente de la FIFA voló a Colombia en menos de lo que canta un gallo, cuando al país medio se le ocurrió estar en la puja para el cupo del Mundial por America del Sur, nada más para convencer a propios y extraños que eso no era una buena idea.

Pero este mundial, el de Sudáfrica, bajó considerablemente el estándar mínimo que dejaron Italia, Estados Unidos, Francia, Corea, Japón y Alemania. Aunque sinceramente creo que la decisión de dejar que Sudáfrica sea la sede corresponde mas a un sentimiento de culpa Europeo post-colonial, el coletazo trae como consecuencia que no hay que estar en el G-7 para organizar un Mundial de Fútbol.

Ahora ¿está Colombia preparada para organizar un Mundial? Veamos punto por punto cuales son los requisitos y si Colombia está en capacidad de cumplirlos.

El requisito fundamental sin el cual la FIFA ni considera el país para la sede es el estadio donde se va a realizar la inauguración y la final del torneo, debe tener una capacidad para 80000 personas, en Alemania y Japon/Corea se dieron el lujo de tener dos estadios con dicha capacidad, en Colombia un estadio de esa proporciones no existe y por tanto habría que construir uno nuevo, la pregunta del millón es ¿Donde? La lógica dictaría que Bogotá, pero la FIFA es muy “jodona” cuando se trata de estadios a mas de 2500 metros de altura sobre el nivel del mar, por tanto no habría que considerar a Bogotá para dicho estadio, si tomamos en cuenta cual es el eje productivo del país y donde vive una porción considerable de la población fuera de Bogotá no cabría duda que Medellín o al menos el Valle de Aburrá sería la opción correcta. Listo digamos que tenemos el nuevo estadio de 80000 personas en el Valle de Aburrá. ¿Que sigue? La FIFA exige al menos 10 u 11 estadios adicionales con capacidad mínima de 40000 espectadores, en Colombia solo tenemos 7 de los cuales 5, serían los unicos lo suficientemente buenos para considerarlos y estos son: Metropolitano, Atanasio Girardot, Deportivo Cali, El Campín y el Pascual Guerrero. Entonces habría que construir 5 estadios adicionales.

Geográficamente y para evitar inconvenientes de transporte, la estrategia de clusters podría ser bastante buena, la solución simple es sencillamente armar el Mundial con estadios cerca los unos de los otros, se podrían hacer cuatro clusters: Caribe, Valle, Antioquia/Eje Cafetero y Bogotá. Ya quedaría a la imaginación que ciudades podrían albergar los nuevos estadios.

Ahora si la plata alcanza para hacer esa cantidad de estadios nuevos es otra historia, así como ver si lafar dejan de existir para ver si existe la posibilidad de que Colombia pueda al menos pujar para una competencia de dicho calibre.