La Noche del Demonio: La Última Llave ^ Análisis y Explicación

 

La Última Llave, o The Last Key como es su nombre original en inglés, es la cuarta entrega de una de las franquicias de terror más productivas de los últimos tiempos: la saga de Insidious, conocida en español como La Noche del Demonio.

Sin embargo tanto para los que vieron las tres primeras películas, como para los que apenas están aterrizando en el mundo de fantasmas de Elise Rainier, puede resultar un tanto desafiante conectar todos los puntos argumentales, las conexiones con las otras películas y la mitología de la película en sí; pero si ese es el caso, no se preocupe, porque ha llegado al lugar indicado, ya que sin más preámbulos o introducciones, damos inicio al Análisis y Explicación de La Noche del Demonio: La Última Llave.

la noche del demonio analisis y explicación

1 ^ ¿Cuál es el orden cronológico de las películas de Insidious / La Noche del Demonio?

Algo que los fanáticos de la saga de Insidious notaron hace mucho tiempo, es que las películas no están organizadas cronológicamente. De hecho, el asunto se torna más confuso aún porque algunas de las películas ocurren en Continúa leyendo La Noche del Demonio: La Última Llave ^ Análisis y Explicación

Anuncios

¿Qué tal es la película? ^ La Noche del Demonio: La Última Llave

la noche del demonio

 

¿De qué se trata la película?

Conocida por ser una experta en comunicarse y enfrentar espíritus malignos, Elise Rainier (Lin Shaye) deberá enfrentar, junto a sus fieles ayudantes Tucker (Angus Sampson) y Specs (Leigh Whannell), el demonio más poderoso de toda su carrera: el demonio detrás de sus propios temores y traumas infantiles, escondidos en una vieja casa en Nuevo México.

¿Qué razones hay para ver la película?

Sin duda alguna, la mejor razón para ver esta película es su protagonista Lin Shaye. A sus 74 años de edad, la actriz, originaria de Detroit, demuestra que se puede llegar a esa edad no sólo en excelente condición física para llevar a cuestas el peso de un blockbuster de terror de 10’000.000 de dólares, sino que puede dar cátedra en cada escena en la que aparece.

Así mismo, el director logra crear y generar una atmósfera de suspenso que consigue atrapar al espectador, de cualquier edad, que haya decidido ir a ver la película, que además tiene momentos que no tendrían nada que envidiarle al cine de horror icónico de los ochenta y los noventa.

¿Qué razones hay para NO ver la película?

Yo diría que la única razón que hay para no ver la película sería que empieza a caer en su propio agotamiento argumental. Recordemos que Elise Rainier murió en la PRIMERA película de Insidious, o La Noche del Demonio; apareció en la segunda en su forma juvenil y de fantasma; y luego en la tercera, en una historia que cronológicamente sucede años antes del Capítulo 1.

Aquí se notó bastante que por los lados de Blumhouse y de Sony ni sueñan con matar la gallina de los huevos de oro, y trajeron un reemplazo, ampliando el árbol familiar de Elise y recordando que por los lados de la familia Lambert no todo está liquidado. Pero teniendo en cuenta que lo de la familia Lambert es más bien aburrido, y que el reemplazo que le trajeron a Elise no da la talla, algunos podría considerar mejor quedarse con el buen recuerdo del Capítulo 3.

En resumen: La Noche del Demonio, La Última Llave es una excelente oportunidad para ver a Lin Shaye brillar a sus 74 años en un protagónico, desbaratando cualquier clase de mitos que dicen que hay que ser bella, delgada y joven para triunfar en Hollywood. Y lo mejor es verla en una película que aunque argumentalmente es deficiente, visualmente supera cualquier expectativa, teniendo en cuenta su presupuesto.

4,15 / 5,00

★★★★

La Noche Del Demonio: Capítulo 2; Segundas Partes Nunca Fueron Buenas

“Segundas partes nunca fueron buenas”; el genio creativo que inventó esa frase, seguro tenía en mente algo muy parecido a lo que nos tocó sufrir a los ingenuos que nos fuimos a ver la película número dos de la serie “Insidious”, titulada en español “La Noche del Demonio: Parte 2”, pensando que sería una buena película para pasar el rato, pero ni eso, tanto así que lo primero que tengo que decir es: ¡qué película tan mala!

Para empezar, hay que resaltar que le hace muy poco honor a su nombre en español, porque por más atención que presté, no vi al demonio por ninguna parte, lo cuál es una lástima porque eso SÍ que habría sido interesante. “Insidious: Chapter 2” más que una película parece un foro de discusión sobre la primer entrega,  de hecho la mitad del tiempo lo único que hacen los personajes de Patrick Wilson y Rose Byrne  es hablar y discutir sobre lo que pasó en la primera parte, lo cuál es bastante incomodo para aquellos que no la vieron o los que se la vieron y no recuerdan nada sobre ella.

La historia sigue con la premisa de la primera: los fantasmas y los demonios existen y están entre nosotros, pero sólo unos pocos tienen el don de verlos, entre ellos Josh Lambert (Patrick Wilson) y su hijo Dalton. El hecho de que la película arranque exactamente donde termina la primera es un ejercicio interesante, muy pocas veces visto en las películas de Hollywood, pero que más que jugar a favor, juega en contra. En todas las películas de terror, los personajes inician felices, o al menos tranquilos, y a medida que avanza la historia vemos como esa tranquilidad se empieza a caer a pedazos y esa misma emoción se transmite al espectador; pero en “Insidious: Chapter 2”, los personajes están estresados desde el minuto 1 hasta el minuto 120, impidiéndoles algún tipo de evolución o desarrollo.

La historia de los villanos, tenía mucho potencial, pero siempre le faltó el elemento sorpresa, haciendo que el twist en lugar de miedo diera risa.

El terror no se ve por ningún lado; las mismas secuencias de puertas abriéndose y cerrándose y juguetes que se mueven, que hemos visto desde los tiempos de Amparo Grisales y que en lugar de adrenalina producen bostezos. Las actuaciones son absurdas, pero diría que tiene que ver más con el hecho del pobre argumento y la pésima puesta en escena, que a la calidad de los actores. El único punto positivo de la película fue la secuencia de introducción, donde la actuación de la desconocida Lindsay Seim se roba el show,… si el resto de la película hubiese tenido esa intensidad y esa calidad en las actuaciones, otro gallo cantaría.

Para terminar, no deja de ser interesante y sorprendente que el director de esta película, James Wan haya sido el mismo de una de las mejores cintas de terror del año, “El Conjuro“, que contó también con Patrick Wilson como protagonista. Quizás el problema tiene que ver con el afán de los grandes estudios de multiplicar el éxito de una historia a como de lugar y en el menor tiempo posible sin entrar a detallar que podría salir bien y que podría salir mal.

Los altos ingresos de taquilla de “Insidious 2” hacen que una tercera entrega sea prácticamente un hecho, pero al menos yo… no pienso ir a vérmela.

Calificación: 1.50/5.00