Categorías
Cine y Televisión Reseñas X

Reseñas X ^ La Llegada.

Cuando me preguntan cuál son mis géneros cinematográficos favoritos no tengo que pensarlo mucho para responder: suspenso y ciencia ficción. Sí, también disfruto de las películas de súperheroes, de las comedias y hasta de las favoritas del 99.97% de la humanidad: las películas de terror; pero son esos dos géneros los que siempre me han llamado la atención, incluso desde los tiempos en que la única opción que tenía para ver cine era frente a la pantalla de un televisor.

Es por eso que con La Llegada (Título original: Arrival), una película que combina ambos géneros (dejaré los adjetivos para después) tenía grandes expectativas, muchas de las cuales, dicho sea de paso, se cumplieron en sus 113 minutos de duración.

la-llegada

Basada en el cuento The story of your life, del escritor estadounidense Ted Chiang, La Llegada cuenta la historia de

Categorías
Cine y Televisión Reseñas X

Reseñas X (Películas): El Destino de Júpiter

Una opera espacial que combina elementos de espionaje industrial, intrigas cortesanas, relaciones contraindicadas, naves inverosímiles, persecuciones en gravedad cero, y hasta algo de propaganda trotskista, con la huella inconfundible de los hermanos Wachowski, Jupiter Ascending (En español, El Destino de Júpiter) es irrefutablemente, una de las producciones cinematográficas más bizarras y audaces de los últimos tiempos.

Tal y como lo expresó en su momento la actriz surcoreana Bae Doona en una de las múltiples entrevistas promocionales de la también insólita y arriesgada Cloud Atlas, de 2012, de lo que no cabe duda luego de ver el trabajo de Andy y Lena Wachowski (Matrix, Matrix Recargado, Matrix Revoluciones y Meteoro) es que son unos genios; y es que solo unos genios podría crear una obra épica de las proporciones de Jupiter, y al mismo tiempo conseguir que un actor de medio pelo como Channing Tatum, logre por fin

Categorías
Cine y Televisión Reseñas X

Reseñas X: The Maze Runner (Correr o Morir)

elenco de the maze runner

Adolescentes en una sociedad distópica que los trata como pedazos de carne desechable.

Aunque la premisa de “The Maze Runner” resulta inquietantemente parecida a la de “The Hunger Games“, al menos en el campo cinematográfico logra diferenciarse lo suficiente de la saga de Suzanne Collins, como para considerarse su digna sucesora en el campo de la ciencia ficción para adolescentes y no tan adolescentes.

Decir que “The Maze Runner” (“Correr o morir”, en la traducción para latinoamérica) es otra película tonta para adolescentes y adultos jóvenes, en la misma línea de producciones mediocres como Divergente, Twilight o Cazadores de Sombras sería no sólo injusto sino también errado.

La película inicia cuando Thomas (Dylan O’Brian) despierta en un elevador que lo transporta a un lugar llamado “El Área”, completamente rodeado de un intrincado y monstruoso laberinto y sin absolutamente ningún recuerdo de su vida pasada salvo el de su propio nombre. Thomas se debatirá entonces entre el misterio de la existencia de “El Área” y el laberinto, las reglas y condiciones de una sociedad compuesta de adolescentes transplantados hasta allí sin ninguna razón conocida y los peligros ocultos en el lugar.

Si la combinación de suspenso, acción y drama adolescente no fuera suficiente para mantener al espectador al borde de la silla, es la reflexión bien lograda que hay en el trasfondo de la cinta, lo que la diferencia del montón.

Afiche promocional
Afiche promocional “The Maze Runner”

Los habitantes de “El Área” reflejan la sociedad actual que se divide entre aquellos que creen que es válido sacrificar la seguridad por la libertad y aquellos que creen que la libertad, la posibilidad de tener opciones, vale cualquier sacrificio. Es en este choque de opiniones que surgen el “héroe” que ama la libertad (Thomas) y el “villano” (Gally, Will Poulter) que defenderá a toda costa la seguridad de las personas que ama.  Y es aquí donde radica uno de los elementos mejor logrados de la película y es que aunque es fácil dejarse llevar por la comodidad de clasificar los personajes en buenos y malos, en realidad no existe tal cosa, sólo existe personajes con una diferencia radical de opinión, lo cuál deja la reflexión de que en realidad no se necesitan guerras y enfrentamientos para zanjar tales cuestiones.

En el climax de la película Thomas y Gally se enfrentan violentamente por su diferencia de pensamiento: Thomas quiere arriesgarse a buscar la salida del laberinto, pero Gally lo considera un peligro innecesario y espera que las cosas se conserven tal y como están, sin arriesgar nada. Lo irónico del asunto y de esta sociedad es que ambas ideas pueden coexistir sin llegar a la violencia. El problema surge cuando se quiere forzar a otros, que no están convencidos, a hacerlo.

La película cuenta con una dirección excelente, por no decir impecable, con varias escenas que particularmente considero entre las mejores del cine del último año y que quizás en 10 o 15 años lleguemos a considerar como clásicas. Las actuaciones son vívidas y no sólo de parte de O’Brian y Poulter, sino también de Kaya Scodelario (Skins) cuyo parecido físico con Kristen Stewart no sólo es inquietante, sino conveniente para la cinta ; Thomas Brodie-Sangster, a quien vimos en Game of Thrones como Jojen Reed y el coreano King-ho Lee. Pero es Patricia Clarkson la que logra no sólo completar el rompecabezas de la cinta, sino que da el impulso necesario para esperar con ansias la segunda entrega.

Una opción completamente recomendada para este mes del Amor y la Amistad, a menos que usted sea de los que crean que la ciencia ficción predice el futuro y no quiere que sus hijos, nietos, bisnietos o tataranientos terminen en una sociedad que los considera pedazos de carne desechables… ¡Feliz Amor y Amistad!

Calificación: 4.73/5.00

laberinto maze runner
El Laberinto.
Categorías
Cine y Televisión

Reseñas X: Extant (Temporada Uno)

extant poster
Afiche promocional de “Extant” (CBS)

Luego de 13 contradictorios y un tanto ambivalentes episodios, Extent termina su primera temporada con más promesas que aciertos.

Contando con el respaldo de la visión del equipo de producción de Steven Spielberg, con la ganadora del Oscar Halle Berry, y con una historia de ciencia ficción misteriosa y excitante, Extant se estrenó este verano como la serie de televisión más prometedora, quizás de todo el año.

Pero a medida que pasaban los episodios, era demasiado evidente que una cosa era lo que prometía y otra cosa lo que era.

Extant está más cerca de un drama con tintes de acción, que de opera espacial con tintes de misterio. Salvo las esporádicas escenas que tienen lugar en el espacio, en el primer y último episodio, más que todo, la serie es un drama familiar que tal y como lo narra Halle Berry en la entrada de cada episodio “es una historia sobre la tierra, la familia y la supervivencia”.

Las producciones de Spielberg suelen tener un fuerte componente familiar dentro de una situación extraordinaria, pero en Extant el asunto está desbalanceado a favor del aspecto familiar y compensa la parte de “extrordinario” con secuencias de acción y avances un poco apresurado en la historia.

Si bien cada episodio de la serie proponía una salida en el argumento, la historia demoraba más en cambiar en salir con un giro increíble, que en volver a la situación inicial antes de dicho giro. Esto parece consecuencia del número tan alto de episodios. Extant podía haber sido perfectamente una serie de ocho excelentes episodios, en lugar de trece mediocres como los que vimos, pero al parecer en CBS se preocuparon más por la cantidad que por la calidad. Pero a pesar de cualquier falla, Extant posee algo que la convierte en una serie que en definitiva toca ver: sus actuaciones.

Halle Berry que carga sobre sus hombros con algo así como el 90% de la historia demuestra su calidad como actriz, convirtiendo a Mollly Woods en un personaje real y tangible, del cual se genera credibilidad para el resto de personajes y para la historia como tal. Pierce Gagnon, a quien ya habíamos visto en Looper, funciona como complemento secundario a la actuación de Berry. Es a partir de estas dos actuaciones que la historia tiene un grado de funcionabilidad aceptable, a pesar de todo.

Aunque la serie culmina con un final abierto, listo para una segunda temporada, parece bastante improbable que CBS decida hacer una segunda inversión tan grande en una serie con tan pocos resultados a nivel de crítica, ratings e impresión del público. Quizás “Extant” es el tipo de series que sirven como punto de análisis para muchísimos tópicos controversiales, que como seres humanos enfrentados entre la supervivencia y la extinción, apropiados para una clase de filosofía o algo así… pero no es el tipo de televisión que mantiene a sus espectadores semana tras semana pegados a la pantalla, o al Internet, sea cual sea su caso.

Categorías
Cine y Televisión

X-Men: First Class ¿Otra película de mutantes?

He quedado gratamente sorprendido con la última entrega de X-Men, llamada X-Men: First Class, o Primera Generación como se conoce en español. Esta película demuestra sin lugar a dudas que un buen casting y una buena historia son más que suficientes para lograr una buena cinta, y que toda la parafernalia adicional, efectos especiales, fotografía y hasta el tono narrativo son factores adicionales que al fin de cuenta son tan buenos como los primeros dos.

El casting de la película es excelente. Debió ser difícil para James McAvoy (Charles Xavier), Michael Fassbender (Magneto) y Jennifer Lawrence (Mystique) encarnar personajes que en la trilogía de Singer fueron tan aclamados, pero no sólo salen airosos del reto, sino que incluso podría decir que en algunos momentos superan el trabajo hecho por Patrick Stewart, Ian McKellan y Rebecca Romjin-Stamos. El resto del elenco no se queda atrás, January Jones (Mad Men) y Kevin Bacon, los villanos de la historia, sobresalen en los momentos clave de la historia. Y hasta los juveniles Nicholas Hoult (Skins) y Lucas Till (el del video “You Belong With Me” de Taylor Swift”) hacen un gran trabajo dentro de la película. No cabe duda que la dirección fue impecable.

La historia no se queda atrás, está perfectamente balanceada, muy bien escrita e impecablemente estructurada. Encaja con la época donde transcurren los hechos y sobre todo cumple con su función de precuela, explicando el origen de los personajes, sus conflictos y sus motivaciones. El tono narrativo característicos de las películas de espías inspiradas en la guerra fría engancha rápido al espectador.

La historia explica el origen de los hombres X y sus respectivos villanos. Es interesante que no se hayan enfocado particularmente en los orígenes de Charles Xavier, sino en los de Magneto, lo cual fue una decisión completamente acertada. La película explica el origen de los dos personajes, pero se orienta a explicarnos más sobre el origen y las motivaciones de Magneto, su amistad con Xavier y las razones de sus acciones posteriores. Dentro de está dinámica Xavier-Magneto, vemos como se desarrollan otros dos personajes: Mystique y Hank McCoy, más conocido como Bestia. La película cae dentro de la tendencia del cine contemporáneo de mostrar a los buenos del cuento con ciertas debilidades y defectos, es así como el Charles Xavier que vemos desde que inicia la película es inmaduro y pedante, aunque sus principios y su visión del mundo es tan sólida como la del Professor X que interpretó Patrick Stewart.

firstxmen
Los dos personajes principales, aunque el personaje de Fassbender carga con un peso dramático mayor y le da cierto aire de James Bond a la cinta.

Por tanto la recomendación es que vaya a verla, le encantara y si es fanático de Marvel y de la ciencia ficción, le gustará aún más.

Calificación 4.5 /5.0