Crítica RetroX ^ Watchmen

Hace poco menos de un año, un perspicaz escritor, afecto como yo al séptimo arte me comentó algo que en ese preciso momento no alcancé a entender por completo: la crítica tiene algo contra (Zack) Snyder. El comentario era una respuesta a mi impresión, ampliamente positiva, del séptimo largometraje de Snyder, que en ese momento estaba siendo lapidado por la crítica. Estamos hablando nada más y nada menos que de Batman v Superman.

En ese momento tenía pocas bases para opinar sobre la veracidad de ese comentario, pues de la filmografía de Snyder, apenas sí podía recordar a Man of Steel y 300Pero luego de ver Watchmen, un largometraje al que no puedo calificar de otra manera que perfecto, y asimilar que incluso una película con tantos puntos positivos como esa, recibió malas críticas de la crema y nata de Hollywood, la verdad por fin se vio clara como el cristal. No importa cuál película dirija Zack Snyder, ni cómo la dirija, si le agrega humor o suspenso, Hollywood nunca le va a perdonar su estilo particular y lo va a condenar siempre al infierno de las malas críticas.

watchmen

Situada en una realidad alternativa, en la que los superhéroes empezaron a surgir a inicios del Siglo XX, Watchmen cuenta la historia, real y oscura, de un Continúa leyendo Crítica RetroX ^ Watchmen

Anuncios

Reseñas X: John Wick, The Equalizer y Otras Películas de Superhéroes

Afiche promocional de John Wick con Keanu Reeves.

Cuando Liam Neeson, por allá en el 2007, aceptó el papel principal en la inverosímil película de Luc Besson, Taken, seguramente no se imaginó que el éxito de la cinta, se traduciría en un montón de películas derivativas, que aunque le cambien uno o dos detalles, son en esencia la misma cosa.

Y este año ya hemos visto dos de esas, por un lado tenemos a la supuesta versión para cine de “The Equalizer”, protagonizada por Denzel Washington y digo supuesta porque de la serie original no tiene absolutamente nada, y por otro tenemos a “John Wick”, protagonizada por Keanu Reeves, a quién no veíamos desde su bodrio de principios de año, 47 Ronin.

La premisa de las dos películas es la misma de Taken, un tipo se enfrenta solo a un ejército de cientos de bandidos, con habilidades que no se pueden explicar, a menos que creamos que no se trata de seres humanos comunes y corrientes, sino de súper héroes al mejor estilo de DC Comics y de Marvel. ¿Pero que tal si enfrentamos a estas dos películas? ¿Quién ganará? Veamos.

PROTAGONISTA.

Cómo ya había anotado, John Wick es protagonizada por el niño de Matrix, Keanu Reeves, mientras que The Equalizer es protagonizada por el ganador del Oscar, Denzel Washington. Las películas son tan parecidas, que se puede decir sin temor a equivocarse, que hacen el mismo personaje, ahora ¿Quién lo representa mejor? Pues, a decir verdad, Denzel Washington no parece esforzarse demasiado en este papel, de hecho es muy sencillo confundirlo con cualquiera de los chorrocientos personajes que ha hecho, como primera opción de actor negro para un papel de acción. Reeves, sin ser precisamente la gran maravilla, logra ser mucho más convincente en su papel de hombre malo con buenas intenciones.

Ganador: John Wick.

PERSONAJE PRINCIPAL.

Bueno, ya hablamos del actor, ahora hablemos del personaje. En John Wick tenemos a (oh, sorpresa) John Wick, un ex-asesino de élite de la mafia, que luego de intentar vivir una vida normal se ve forzado a ingresar nuevamente. En The Equalizer tenemos a Robert McCall, un ex-asesino de élite, pero del gobierno, que luego de vivir una vida normal… sí, el mismo cuento. Los personajes son tan parecidos, que es muy difícil escoger a alguno de los dos, por lo tanto declaro un empate.

Ganador: John Wick / The Equalizer.

VILLANOS.

¿Pero que sería de una película de estas sin un villano? Mientras que en John Wick tenemos a Alfie Allen y Michael Nyqvist, en The Equalizer tenemos a Marton Csokas. Mientras que Csokas logra conseguir un villano real y sinceramente tenebroso, los villanos de John Wick parecen más los villanos de una película de Batman dirigida por Tim Burton.

Ganador: The Equalizer.

FOTOGRAFÍA / PUESTA EN ESCENA.

Ambas con tonos oscuros impregnados con algo de luz, muy a lo CSI, contrastada por momentos con buenas escenas luminosas, en este sentido son exactamente iguales.

Ganador: John Wick / The Equalizer.

ESCENAS.

Mientras que The Equalizer sigue un patrón bastante serio, con uno que otro alivio cómico, John Wick tiene escenas, que sin ser memorables, son más dignas de recordación, sobre todo la de un cura y la de la fiesta underground en el corazón de Nueva York, bueno creo que de esas no debe haber muchas en Boston.

Ganador: John Wick.

ORIGINALIDAD.

En esto, ambas se pifiaron porque de original no tienen es nada. Lo que podría tener de original John Wick, se le resta de inmediato, porque parece una versión de Constantine, pero con criminales en lugar de demonios, pero con el mismo actor.

Ganador: Ninguno.

DIÁLOGOS.

Ninguna de las dos es una obra maestra de escritura de guiones, sin embargo es claro que en John Wick hay mucho menos reflexión que en The Equalizer, aunque los puntos se los lleva esta última por muy poco margen.

Ganador: The Equalizer.

ESTRUCTURA E HISTORIA.

¿Cuál de las dos películas tiene mejor estructura? Es decir ¿Cuál de las dos tiene menos puntos flojos y es menos aburrida por ratos?  ¿Cuál tiene mejor historia? Diría que mientras que John Wick tiene una mejor estructura, The Equalizer tiene una mejor historia… pero si tuviera que elegir entre una de las dos… creo que es mejor empezar una cruzada para salvar a Chloe Grace Moretz, que para vengar la muerte de un perro. Así, que por escaso margen también.

Ganador: The Equalizer.

Puntaje final.

John Wick: 3 puntos. / The Equalizer: 4 puntos.

Ganador: The Equalizer.

Calificación

John Wick: 3.45 / 5.00

The Equalizer: 3.50/5.00

Algunas Palabras Sobre “Guardianes de la Galaxia” y el Universo Marvel (Reseñas X)

Poster.
Guardianes de la Galaxia.

Hasta que por fin encuentro 45 minutos para actualizar mi blog en el que no había escrito desde, bueno desde hace 3 días, pero es que el cúmulo de películas que tengo sin reseñar parece amontonarse como debe estar amontonándose la ropa sucia en los respetables hogares del Departamento de la Guajira en estos momentos con semejante sequía. Reseñaré primero el súper- blockbuster del final del verano, que viene a ser el contentillo de Marvel y Disney  por este año, mientras sacan la segunda parte de The Avengers (que según escuché por ahí ya se encuentra en post-producción) y estamos hablando nada más y nada menos que de Guardianes de la Galaxia.

Lo primero que me llama la atención de esta cinta es su sospechoso parecido con la saga de George Lucas “Star Wars”, es decir, hay una federación intergaláctica de planetas, donde los enredos políticos están a la orden del día y donde nunca hacen faltan los chicos malos. Los dos conceptos son tan parecidos que no me hubiese sorprendido que hubiese aparecido Yoda, Obi-Wan o Han Solo de un momento a otro. Así mismo, el hecho de que esta película transcurra en la misma dimensión espacio-temporal de las otras películas de Marvel (Iron Man, Thor, Capitán América, etc, etc) la hace sumamente incoherente. Es decir ¿Cómo así que existe una federación intergaláctica y la Tierra no hace parte de ella? ¿Cómo así que vienen unos forajidos a robarse un sólo niño cuando en la práctica podrían llevarse 5000 malcríados de esos que están en las correcionales y venderlos como esclavos? Incluso, si el asunto fuera como en Star Trek, que los planetas son sólo invitados a la Federación (otro concepto muy similar) cuando son capaces de reproducir la tecnología warp ¿Quién asegura que los chicos malos de la galaxia, que son muchos, van a respetar eso y terminen esclavizando todo el planeta? A menos que la galaxia, por supuesto tenga suficiente presupuesto para mantener flotas cuidando estos planetas para que eso no suceda. Pero en fin.

Rocket y Groot
Rocket y Groot, los dos personajes animados por computador, que en ningún momento se ven fuera de lugar dentro de la cinta.

Habiendo dicho lo anterior, y superando esos parecidos “extraños” y las incongruencias del universo Marvel, diría que Guardianes de la Galaxia es digna de su etiqueta. Es una película Marvel/Disney con todas las de la ley: divertida, bien escrita, bien dirigida y con buenas secuencias de acción, claro que sin destacar demasiado sobre las otras, excepto sobre la primera película de Thor y sobre Iron Man 3, que son las más #meh del conjunto.

La gran fortaleza de “Guardianes de la Galaxia” es su elenco. Chris Pratt, quien pasó de ser un gordito cómico en Community a un musculoso bandido intergaláctico, es el ancla que soporta todo el engranaje de la cinta, al ser capaz de mantener secuencias divertidas, así como de acción e incluso dramáticas, siendo complementado a la perfección por Zoe Saldana y por Dave Bautista (de quién nunca había oído hablar hasta ahora) y por supuesto, los personajes creados por computadora Rocket y Groot. Como me vi la película doblada no podría decir mucho sobre la actuación de Bradley Cooper o de Vin Diesel, pero gran parte del peso cómico y dramático recae sobre ellos y en ningún momento se ven fuera de lugar en comparación con los actores de carne y hueso. Reconocimiento también a Glenn Close, a quien no veía en una película decente desde los tiempos del ruido y a Lee Pace, quien encarna al villano de la película (Ronan) y que nuevamente me deja descrestado con su capacidad de transformación: literalmente no lo reconocí.

Ronan, el acusador.
Y pensar que este es el mismo niño bueno y puro de Pushing Daisies…

No sé si en algún momento los caminos de los Guardianes de la Galaxia se lleguen a cruzar con los de alguno de (o todos) los Avengers, pero al menos una secuela parece segura.

Recomendación: No espere la escena post-credits. No vale la pena. Es en serio.

Calificación: 4.35/5.00

Sobre El Capitán América, Y Otras Películas de Superhéroes.

Poster Promocional

¿Qué tienen en común películas como “Día de la Independencia”, “El Patriota” y “Capitán América”, que se ha estrenado hace poco en cines? Fácil. Estás películas como muchas otras en Hollywood, apelan al patriotismo bélico estadounidense como estrategia de mercadeo para vender entradas de cine y en este último caso, figuritas de acción y desodorantes.

Eso no quiere decir, pero para nada, que “Capitán América” sea una película mala, o deficiente. Todo lo contrario. Si la comparamos con su película “hermana”: “Thor”, esta casi que parece una obra de arte. Es un hecho de que Capitán América está mejor planeada, diseñada y mejor contextualizada que otras películas de superhéroes que hemos visto en el pasado como por ejemplo “Spiderman 3” y “Superman Returns”.

No hay duda que el contexto histórico de la segunda guerra mundial, de Nueva York de mediados del siglo 20 es un gancho potente y le da un aire de clásico, muy artístico, similar al de X-Men: First Class, ha sido un gran trabajo del equipo de producción, reproducir los escenarios y más aún el de representar a Chris Evans, como un enano enfermizo al inicio de la película.

La historia es sencilla y concisa: En 1942 Steve Rogers, un tipo pequeño y enfermizo entra al ejercito estadounidense como parte de un programa para crear a un supersoldado, ideado por un judío-alemán, que ya había probado el experimento con un nazi, pero las cosas salieron mal y este se volvió el llamado Craneo Rojo, ahora Craneo Rojo robó un artefacto de Odín que le permite fabricar armas superpoderosas, es ahí cuando entra en choque con el Rogers que luego de su intervención es ahora superfuerte y se ha convertido en el Capitán América.

Inicialmente parecería que Evans no es la mejor opción para representar al Capitán América, después de haberlo visto interpretando a un personaje totalmente opuesto como Johnny Storm (La Antorcha Humana) en “Los Cuatro Fantásticos”, como que uno no se termina de comer el cuento que ahora es bueno, santo y heroico. Pero ya que. A medida que avanza la historia uno como que se va olvidando de eso y le presta más atención a los malabares del Escudo de “Vibranio” que al pásado de chico playgirl de Evans.

Hugo Weaving es el villano, aunque mejor que se quede haciendo de elfo, le va mejor.

La historia es precisa, y balanceada, el Capitán América se mueve en un amplio abanico de personajes, cada uno representado en la pantalla una interacción diferente que no deja que uno se duerma en la silla del cine. Empezando con Tommy Lee Jones, que al contrario de lo que se pudiera pensar, le da una bocanada de aire fresco y diversión a la película, interpretando al sarcástico Coronel Chester Philips, superior de Rogers. Hayley Atwell y Sebastian Stan, interpretan a Peggy Carter y Bucky Barnes, que son el polo a tierra del Capitán América como su interés amoroso y mejor amigo, respectivamente y no hay que olvidarnos de la aparición de un antepasado de nuestro “IronMan” Howard Stark, interpretado por Dominic Cooper.

Quizás lo que menos me gustó de la película fue el villano. Hugo Weaving, como que ya lo hemos visto de malo tantas veces, aunque haya sido sólo en Matrix, que ahora parece haberse repetido en Cráneo Rojo, tanto que ni siquiera la cara roja y huesuda logra hacer que uno olvide que está viendo es a Johann Schmidt y no al agente Smith de Matrix, y el hecho de que los nombres sean tan parecidos no ayuda de a mucho.

¿Recomendación? Vaya a ver Capitán América, aunque no es “The Dark Knight”, tampoco está rebajado al nivel de “Superman Returns” y es una buena película, teniendo en cuenta que dejó el paso para la película esa que lo va a juntar con Thor, IronMan y Hulk… buena amanecerá y veremos, aunque yo creo que el Capitán América por si sólo, así como está imaginado aquí, tiene potencial para una secuela. Calificación 3.9/5.0